27 marzo 2014

Nevaditos

¡Hola hola!

Sí, sí, ya sé que ya estamos en primavera y todo eso, pero no me negaréis que sigue haciendo mucho frío, por lo menos por estas tierras...
Pues eso, que aunque estemos en primavera os traigo una receta que a más de uno le recordará al invierno o por lo menos a la Navidad, aunque a mi particularmente, los nevaditos me encantan y me gusta comerlos todo el año, especialmente con el café de después de comer, mmmm...
En mi casa, como imagino que en la de muchos, se compraban las cajas de Reglero típicas y yo me los comía de dos en dos, o de tres en tres.... vamos, un no parar.

Como son de tipo hojaldrado no sé por qué me empeñé en que tendrían que ser difíciles de hacer, pero nada más lejos de la realidad. Vais a alucinar con la receta, porque es la cosa más fácil que he hecho en mucho tiempo. Con cuatro ingredientes y cinco minutos para mezclarlos tendréis unos nevaditos hojaldrados riquísimos.

Aquí os dejo la receta:







NEVADITOS

Ingredientes

- 100 g de manteca de cerdo suave a temperatura ambiente
- 220 g de harina de repostería
- 60 ml de vino blanco
- 50 g de azúcar
- azúcar glas para espolvorear

Elaboración

- En un bol mezclamos la manteca de cerdo, la harina y el azúcar con una espátula o cuchara de madera.
- Vamos añadiendo poco a poco el vino blanco y removiendo hasta conseguir una masa blanda.
- Formamos una bola, la envolvemos en papel film transparente y la dejamos reposar en la nevera unas dos horas.
- Pasadas las 2 horas, precalentamos el horno a 180º.
- Sacamos la masa del horno y la estiramos entre dos papeles de horno con un rodillo, dejando una lámina de masa gruesa, entre centímetro y centímetro y medio.
- Cortamos la masa con un cortador redondo (el tradicional) o el que queramos.
- Pasamos los nevaditos a una bandeja con papel de horno y horneamos 30 minutos, o hasta que se vean cocidos, con el borde ligeramente dorado.
- Retiramos, dejamos enfriar del todo y espolvoreamos con abundante azúcar glas.


Como veis, yo he utilizado un cortador en forma de flor, no muy grande, de unos 5 cm, y con estas cantidades me han salido unos 15 nevaditos.




El grosor de la masa no se aprecia muy bien, pero me quedó más o menos de un centímetro.




Este es el aspecto que tenían recién sacados del horno (alguno que me quedó un poco más fino ya se me empezaba a tostar demasiado...):




Y este, una vez espolvoreados con una buena cantidad de azúcar glas. No sólo ganan mucho en presencia, sino también en sabor.





Cosillas varias


  • Yo tengo la suerte de tener manteca de cerdo casera (siempre se guarda algún sobrante de la matanza), pero no creo que tengáis ningún problema para encontrarla en cualquier supermercado. Eso sí, si la vais a comprar, procurad que no sea de la ibérica, porque le daría un sabor demasiado fuerte a vuestros nevaditos.
  • El vino blanco en teoría tendría que ser vino dulce o semi-dulce, pero como yo el que tenía en casa era albariño, le eché de ese y quedaron espectacularmente ricos. Así que imagino que podréis probar con cualquier vino blanco. Ya me contáis cómo os quedan con otras variedades.
  •  Tened cuidado cuando, una vez cortados los nevaditos, los paséis a la bandeja de hornear, porque la masa es bastante blanda. Cogedlos con una espátula si tenéis, o si no, con un cuchillo de hoja ancha, para que no se os deformen. Y recordad dejarlos separados, porque tienden a crecer un poco.
  • Si los guardáis en una lata, os durarán en perfecto estado un montón de días, ¡eso si os aguantáis sin comerlos de una sentada!

Como veis es la receta más fácil del mundo, así que si os gustan, no dejéis de probar a hacerlos.
¡Ya veréis como salen riquísimos!



P.D: Estoy enlazando esta entrada en la fiesta de enlaces número 60.

6 comentarios:

  1. Ahiiiii!!! En mi casa son los favoritos de todos. Yo creo que nos lo contagió mi padre que es de Zamora y allí todo el mundo compraba Reglero de toda la vida. Me apunto la receta.
    ¡Gracias Sofía!

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable que los de Reglero nos odien, pero prueba a hacerlos y me cuentas. ¡Ya verás como os encantan!
      ¡Besos y muchas gracias a ti por pasarte!

      Eliminar
  2. ¡Qué ricos, Sofía!
    También me recuerdan a la Navidad... Y además, salvo el turrón de Alicante, no me van mucho los dulces navideños...
    Habrá que probar a hacerlos...
    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba, prueba, ya verás qué fáciles y qué ricos. Y recuerda, ¡nevaditos todo el año! no sólo en Navidad... :D
      ¡Besos!

      Eliminar
  3. Tienen una pinta estupenda!! Gracias por esta receta tan fácil!! Vengo de la fiesta de enlaces! ;-o)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...